BXLMVD
Reflexiones y opiniones de un uruguayo que vive en Bélgica.

http://blogs.montevideo.com.uy/bxlmvd |  Agregar a favoritos  | 
Mis artículos

05.12.2011 18:44

 

Ya comenzado el año, el nuevo gobierno que asumirá el primero de marzo espera con optimismo la realización del próximo censo de población, a realizarse en el otoño, unos tres meses antes del comienzo del Mundial de fútbol Uruguay – Argentina 2030. Hay expectativas que la población uruguaya alcance los 30 millones de habitantes para el bicentenario de la independencia, tal como se plateó como objetivo de la política demográfica de estado, hace más de tres lustros.

De acá al 2030

No solo hablar del mundial 2030 en Uruguay, coloca al párrafo introductorio en el campo de la fantasía y ciencia ficción. Después de todo es bastante más probable la realización del evento futbólistico en el Río de la Plata, que la población uruguaya se multiplique casi por diez en los próximos dieciocho años.

Falta poco para conocer la totalidad de los datos del censo realizado (aún a terminar) este año 2011 en Uruguay. Aunque con los elementos ya procesados, está claro que no ha habido un aumento significativo de la población en el último período intercensal.

El estancamiento y aún más el decrecimiento poblacional son problemáticos. Lo cual para los estados con un número reletivamente pequeño de habitantes, como  nuestro país, puede ser dramático a largo plazo.

Parece una perogruyada, pero igual vale recalcar que la gente es el principal fundamento de un pueblo. Existieron y existen naciones sin estado, pero es un imposible lógico la supervivencia de un estado, sin población.

Por esta razón y muchas otras (económicas, culturales, políticas, etc.) los países del mundo deben considerar la evolución de su población como un tema estratégico y vital.

La situación de España nos es muy próxima, tanto culturalmente, como desde su contemporaneidad. Hasta hace muy poco tiempo, veíamos con frecuencia las noticias del arribo de emigrantes irregulares, por distintos medios, a ese país. Simultáneamente el estado español expulsaba y/o impedia el ingreso de extranjeros sin la exigida documentación y requisistos de estadía. Estos sucesos nos tocaron de cerca pues muchos uruguayos la vivieron en carne propia.

Hasta hace no mucho más de dos años España era un país apetecible para vivir, para muchos seres humanos de diversas nacionalidades y mucho más allá de los ciudadanos establecidos de larga data allí.

Hasta antes de la crisis financiera mundial de 2008, las proyecciones de largo plazo, indicaban un sostenido aumento de la población española en general. Ahora, con una crisis económica muy dura y para largo tiempo, varios millones de desempleados, desmoralización extendida y cuestionamientos crecientes al sistema político, las proyecciones a diez años, dan como resultado una disminución  de la población en el territorio español.

La tortilla se dió vuelta! Una frase muy apropiada, ya que la tortilla española es una especialidad protegida comercialmente en Europa.

30 millones

Entre varias afirmaciones discutibles, cuando el presidente uruguayo José « Pepe » Mujica hizo uso de la palabra en el encuentro con ciudadanos uruguayos organizado por la Embajada de Uruguay en Bélgica, también se refirió a la magnitud de la población uruguaya, (ver post del 23/10/2011 en este mismo blog) "el Pp en BxL"

Dijo una afirmación contundente : « En Uruguay podrían vivir 30 millones de personas ». Comparando ese valor con los estancados y escasos 3 millones y fracción, censados el presente año, parece una afirmación poco razonable (para mi fué inspiradora de la breve introducción futurista y fantástica de este post).

Sin embargo, comparando algunos datos y cifras, y teniendo en cuanta que el dicho del presidente fué en territorio belga, nos encontramos que esa estimación no es disparatada cuantitativamente. Sumando los habitantes de Bélgica y Holanda, andamos actualmente por un número aproximado de 26 millones de habitantes entre ambos países. Desde mis lejanas épocas escolares, tengo conocimiento que todo el territorio del conjunto « Benelux » (Bélgica, Holanda y Luxemburgo) cabe holgadamente en el territorio uruguayo.

Entonces desde el punto de vista del espacio y también considerando los recursos naturales que sabemos que hay en Uruguay, es factible la sustentación de una población diez veces mayor a la actual en nuestro territorio nacional.

No desconozco las grandes diferencias entre nuestro país y la región europea de referencia, que por otra parte es la más densamente poblada de Europa y con un grado de industrialización y otras características muy distintas a las uruguayas. Pero no es una cuestión que invalide el razonamiento demográfico.

La distancia aritmética es mucho más corta, entre 3 millones y 0, que entre 3 millones y 30 millones. Así que si la convicción y el propósito de política demográfica es que la población uruguaya tiene que aumentar como requisito indispensable de supervivencia de una identidad histórica, social y cultural, las medidas para lograrlo deben comenzar ya (podrían haber comenzado hace muchos años quizás).

Veo principalmente tres vías para incentivar el crecimiento de un país como Uruguay, que tiene baja natalidad desde hace muchas décadas y durante los últimos 50 años se convirtió en un país que perdió una parte considerable de su población por emigración.

1) Fomentar la natalidad.

2) Impulsar el retorno de uruguayos y sus                      descendientes directos radicados en el exterior.

3) Promover la inmigración de ciudadanos de otros países  hacia Uruguay.

Estas tres vías no son equivalentes, es evidente que tienen importantes diferencias. Su análisis deglosado lo dejo para un próximo « capítulo ». Simplemente haciendo una hipóteis cuasi absurda, alguna de las disimilitudes más notorias son facilmente tangibles ; si para ascender a 30 millones de habitantes ingresaran a Uruguay en pocos años varios millones de chinos, indios y nigerianos (pongo estos ejemplos por tratarse de países de poblaciones numéricamente exhuberantes) el resultado sería de una desproporción tal, que muy posiblemente aceleraría la extinción del uruguayo tal como lo conocemos actualmente.

El momento para ir pensando con premura estos asuntos demográficos es ahora. Sin necesidad de poner una meta maximalista, sino para vislumbrar algo más factible y a escala. Como puede serlo llegar a 5 millones de habitantes en Uruguay, en el lapso de los próximos dos censos (digamos unos 20 años). Con Mundial de fútbol o sin él.

 

 

 

 




13.11.2011 17:07

Si bien el tres del t?tulo podr?a ser porque vimos la pel?cula en tres dimensiones (3D), en la ocasi?n las dimensiones refieren a igual n?mero de art?culos escritos en este blog.

El presente es un comentario acerca de Las aventuras deTintin. El secreto del unicornio, el film recientemente estrenado en varios pa?ses de Europa.

Los dos pretéritos tocan al célebre personaje de BD (bande dessinée = historietas) desde distintos ángulos. Uno a prop?sito de Africa y el Congo; el otro apunta a Hergé, el creador de Tintin , visto desde el museo inaugurado en su nombre y centrado en la vida y obra del dibujante belga.

A guisa de instructivo, recordamos el « modo inverso de escritura » (oportuno término acuñado por un bloguista). El primer post escrito, desde el punto de vista cronol?gico, fue Tintin en el Rio de la Plata (4/11/2008), luego Surrealismo e historietas belgas. Parte I : Foco sobre Hergé (29/7/2009). Pero será este post actual Tintin 3D el que estará transitoriamente en el primer lugar.

Dejo constancia que yo no tuve noticias conscientes de la existencia de Tintin durante mi infancia o adolescencia ; recién lo conoc? a mi aribo a Bélgica. Sin embargo varias generaciones de belgas lo han tenido en su galer?a de héroes infantiles. Ahora puedo decir con conocimiento de causa, que es muy improbable estar inmerso un tiempo prolongado en la cultura belga y no toparse con él.

Secretos a la vista.

Después de una intensa campaña de publicida, marketing y relaciones p?blicas, se comenz? a exhibir en Bélgica Tintin y el secreto del unicornio. La première mundial se realiz? en Bruselas, con la asistencia de su director y productor, Steven Spieldberg y un despliegue de parafernalia hollywoodense para el evento

Asist? a una funci?n un d?a feriado de principio de noviembre a sala llena. Podr?a abreviar mucho el art?culo, revelando el principal secreto desde ya : la pelicula es un elaborado producto commercial, cuyo principal atractivo es la presentaci?n de una avanzada tecnolog?a de animaci?n digital y computarizada.

Aunque eso no lo explica todo, pues además tiene el enganche temático del personaje de historieta y sus visicitudes. No es sorpresa que agote localidades en las tierras originarias, ya que abuelos y padres han sido lectores y part?cipes literarios de las aventuras tintinescas desde su infancia.

Los adultos llevan a sus nietos o hijos para que entren en contacto con esta tradicion, ahora conjugada al ritmo del presente, en el cual las imágenes de s?ntesis informátizadas y los gráficos de videojuegos, son parte del mundo audiovisual cotidiano.

No hago grandes descubrimientos, considerando la inversi?n y el profesionalismo dedicados a su producci?n : la pel?cula es entretenida, visualmente agradable y una decorosa adaptaci?n de un clásico del 9° arte (como designan a las historietas en el medio franc?fono).

Verla en tercera dimensi?n  no aport? mucho en este caso. La molestia de utilizar las gafas necesarias, no es compensada por el incremento de sensaciones visuales. Lo que no quita que la localidad cueste más cara, contribuyendo a engrosar la taquilla, pero también esta disponible la versi?n en 2D, para bolsillos menos dispensadores y/o pa?ses menos pudientes.

La historia es una narrativa más o menos convencional de aventuras, y no podr?a ser de otra manera, con un libreto apegado a las fuentes. Aunque la introducci?n de una larga secuencia de combate entre barcos piratas, me result? demasiado ostentosa. No tiene una realaci?n directa con la trama principal, sino que aparece como flash back (aunque es temporalmente extensa), explicativa de rivalidades ancestrales entre el capitan Haddok y el villano de la historia. Sin tener parecida relevancia en las historietas que sirvieron de referentes, es más plausible que sea un recurso oportunista, para asociarse tangencialmente al éxito de la saga Piratas del Caribe.

Si dejamos entre paréntesis la novedad técnica de las imágenes de s?ntesis y la motion capture (movimientos de actores reales registrados numéricamente para utilizarlos en las animaciones), la pel?cula no va más allá de un entretenimiento infantil (incluyendo por supuesto, el creciente infantilismo adulto).

Lo que creo que da más para pensar y profundizar es el modo tecnol?gico de realizaci?n de la pelicula.  Los personajes adquieren un estatuto « humanoide », por sus expresiones y movimientos, más cercanos a la realidad cinematográfica  con actores reales. Las escenografias poseen una construcci?n sofisticada y atrapante, con mayor detallismo que el que suele verse en una produccion audiovisula convencional.

Esta manera de animaci?n numérica trae reminiscencias del hiperrealismo en las artes plásticas, aunque el adjetivo realista es bastate relativo al tratarse de personajes de historieta. La enorme nariz del Capitán Haddok, no es de probable existencia en la fisionomia normal humana.

Más bien podr?a incluirse en el campo emergente de la realidad aumentada, aplicando la potencia de la digitalici?n a la animaci?n filmica. Parece algo paradojal, ya que, aunque muy sofisticado estamos hablando de un derivado de los « dibujos animados » de antaño. Pero no lo es, ya que las pel?culas, sus procesos productivos y los efectos de su exhibici?n son reales.

Es as?, que para estar a tono, culmino con una conclusi?n aumentada.

Hergé creo a Tintin y sus aventuras dibujando sobre papel, con lápiz y tinta china negra. He leido y visualizado algunas de sus primeras historietas originales en blanco y negro, el color fué un aditamento que lleg? posteriormente.

Podriamos aplaudir ingenuamente (aunque cuando termin? la proyecci?n a nadie se le ocurri? hacerlo), la técnica sofisticada de una pelicula como Tintin y el secreto del unicornio y las que vendrán, pero desde el punto de vista del lenguaje y arte cinematográfico, no hay nada nuevo.

Incluso dentro del campo del cine de animaci?n, esa modalidad solo constituye una l?nea de desarrollo, entre otras, que a menor inversi?n en aparatos, deben hacer gala de gran creatividad para subsistir y producir.

La originalidad del dibujante con sus sencillos instrumentos, fué muy superior a la de esta pel?cula, que puede considerarse un homenaje (además de una operaci?n industrial y econ?mica presumiblemente muy lucrativa) a la creatividad del autor hist?rico.

 

 

 




23.10.2011 17:07

Cuando subí al auto de Alberto y lo vi de traje y corbata, le dije : « Mirá que Mujica no usa corbata ; lo vi en fotos saludando reyes y con Angela Merkel y él siempre de saco y camisa ».

Alberto me contestó : « Pero hoy es un encuentro importante para nosotros, es el presidente de Uruguay y no es cosa de todos los días tenerlo por acá y reunirnos con él »

« No te hagas problema, que seguramente muchos van a ir de corbata, asi que no vas a desentonar », respondí.

Pasadas las 19.30 aplausos, murmullos y flashes indicaron que José « Pepe » Mujica había llegado y estaba entrando a la sala de recepciones de la casa del embajador de Uruguay. Vi de lejos su figura inconfundible, vestía una campera marrón y camisa, por supuesto, sin corbata.

Fue recorriendo lentamente el espacio de la sala repleta de gente. Saludó sin distinciones a  todos los que se acercaron (mujeres, hombres, niñas y niños). Después de un periplo de las tres cuartas partes de la superficie, logró llegar hasta uno de los sillones y sentarse allí. Continuó recibiendo saludos y siendo fotografiado en compañia de invitados. Hasta que se acercó Marcela, la esposa del embajador W. Cancela (1), con un termo y un mate, permitiendo al Pepe hacer una pausa para tomarse un amargo.

Estas notas no tienen un enfoque informativo, habia varios periodistas que lo hicieron profesionalmente. Tampoco son de análisis político, que aunque lo hubiera pretendido, no se si podría realizar. Son solo algunos pantallazos como participante de una reunión « familiar ».

Oviamente que no lo digo en el sentido estricto  sanguíneo, sino en sus dimensiones culturales y afectivas. A veces algunas cosas hechas a la uruguaya pueden ser motivos de « calenturas » para los emigrantes ; pero este encuentro que fue plenamente organizado y realizado a la uruguaya nos permitió revalorizar y sentir una manera de convivencia, que tiene un sentido muy arraigado entre nosotros los uruguayos y es un nexo invisible entre compatriotas.

Varias comunicaciones de la Embajada, habian exhortado a confirmar la presencia antes del evento, incluyendo el hecho que sería la policia belga la encargada de la seguridad externa. Sumando esto al recuerdo del incidente  de la delegación presidencial en Suecia, con el « paquete » (regalo), activaron mi parte de la persecuta europea.

En lo previo suponía severos controles en la puerta de ingreso (como se hacen continuamente en los aeropuertos, por ejm.) y hasta dudaba si se autorizarían camaras fotográficas.

Fueron fantasías infundadas. A la entrada un simpático funcionario uruguayo simplemente verificaba la presencia en la lista de concurrentes. Solo había un coche patrullero  belga estacionado al frente.

En esta fiesta familiar uruguaya, sobre el final salí a buscar a un niño que asistió con nosotros. La mayoría de los infantes que participaban, se asociaron prontamente para jugar y lo hicieron, tanto en el salon principal, como en el jardín e incluso la vereda, que no ofrecía riesgos en una calle tranquila de un barrio residencial, en la perisferia de Bruselas. Recién vi algunos pocos uniformados belgas en ese momento; se mantuvieron a prudente distancia, como correspondía a una situación festiva y de encuentro de un pueblo latinoamericano.

Como aclaré antes, no voy a deglosar politicamente el discurso (que tambien lo hubo) del presidente Mujica. Su contenido expresó varias de las ideas que ha ido trasmitiendo en esta gira por Europa. Tuve varias coincidencias, tambien matices, interrogantes y discrepancias. Si no hubiera sido asi, yo estaría alarmado y desconcertado.

No fué una disertación  ingenua ni « pajuerana », la sola mención a un nuevo salvataje por parte del Estado belga de un banco próximo a fundirse, en las semanas previas, demostraron que está bien actualizado en la información.

El Pepe es un virtuoso del difícil arte democrático de la representatividad  y no en vano es el presidente de todos los uruguayos. Es algo que no es solo racional e intelectual ; pasa en gran medida por la empatía y los afectos.

Cuando luego de su llegada, pude acercarme y saludarlo en su recorrido por la sala, la situación no se prestaba para diálogos extensos. Solo me presenté con mi nombre, un saludo y una ocurrencia del momento : «  ¿Y …estuviste con el rey ?» le comenté, sin expectativa de respuesta. Yo sabía que en esa jornada estaba previsto el encuentro con el rey de Belgica, Albert II. La pregunta en lo manifiesto fue trivial, pero entre uruguayos de profunda tradición republicana, tenía cierto aire de sorna.

Su respuesta irreverente, que emitió unos instantes después, mientras continuaba recibiendo otros saludos, estuvo en idéntica longitud de onda.

Creo que se equivocan los que en Uruguay han cargado las tintas sobre el estilo del presidente Pepe Mujica y su pertinencia en los ámbitos europeos. Me hacen evocar la misma ideologia que llevó a otros, en su momento, a elogiar a un anterior primer mandatario uruguayo, en su visita a la Comunidad europea, porque « parecía un presidente europeo » en la foto conjunta.

Lo más inteligente para un estadista sudaméricano es ser auténtico y representar su identidad cultural, lo cual Pepe hace muy bien, y no pretender mimetizarse de europeo. Además, me da la impresión que varios de los líderes de los países de Europa, deben estar bastante hartos de otros de su mismo status del viejo continente. Asi que presentar modalidades distintas de comunicarse, de actuar y hasta de vestirse, pueden ser puntos a favor.

El Pepe permaneció sentado en el sillón durante un buen rato, descansando del evidente maratón diario. Mi copa de vino tinto (« Del Pedregal » un rico cabernet sauvignon de la bodega Stagnari) estaba sobre una mesa cercana  y desde alli vi que además de no tener corbata, algo esperable en él, ¡Pepe se había venido de « championes » !

Si yo fuera su asesor de imágen, no hubiera tenido la audacia de sugerirle que para esta reunión con uruguayos « de a pie » (2) se pusiera esos cómodos calzados deportivos. Pero sin ninguna duda habría aprobado sin reparos y con satisfacción su iniciativa.

 

 

* Este post contiene algunas notas de un uruguayo residente en Belgica, que participó en la « Recepción con el señor presidente José Mujica », organizada por la Embajada uruguaya, el miercoles 19 de octubre de 2011.

(1) Es muy comprensible el entusiasmo del embajador Walter, cuando en su introducción a las palabras de Pepe, afirmó que practicamente estabamos presentes todos los uruguayos registrados en la Embajada. Eramos muchos y la fiesta fue fraternal y disfrutable. Aunque igualmente hay más uruguayos viviendo en Bélgica que no pudieron estar alli, algunos que viven desde hace años y otros llegados recientemente, intentando escapar a otras crisis (por ejm. desde España).

(2) Esta expresión, es eminentemente metafórica para la ocasión. Supongo que todos los invitados llegamos en automoviles ; era casi impracticable llegar e irse de la reunión en transporte público. Es así que en auto propio o por la solidaridad de familiares o amigos, arribamos muchas decenas de uruguayos, incluso desde Luxemburgo.

 

 




06.10.2011 17:33

 

La madrugada de anoche me levanté para ir al baño. Mientras cumplía el comentido por el cual estaba allí, divisaba por la ventana el oscuro jardín. En la esquina de la calle se veía más claro, a causa de una luminaria del alumbrado público, que siempre funciona y baña con luz anaranjada sus cercanías.

Al frente, a una distancia que me parecía más lejana, habían dos zonas luminosas blanquecinas. Hacia mi izquierda se divisaba borrosamente una de ellas entre el follaje de algunos árboles. La que estaba más hacia el centro, fué la que comenzó a captar mi atención. Su luz no parecía homogenea, aumentaba y disminuía en una especie de movimiento irregular. En los momentos de mayor intensidad, sus rayos entraban por la ventana iluminando el interior.

Como ya habia finalizado la tarea que me había llevado a ese sitio, apagué la luz y comprobé la potencia luminosa de esa fuente que seguía oscilando. En ese momento fué que tomó forma consciente una pregunta : ¿sería un ovni ?

Nunca tuve la ocasión de presenciar un fenómeno de esa especie. La vez que estuve más cerca fue un verano en Cabo Polonio. Recién se había hecho de noche cuando unos vecinos nos golpearon la puerta, para invitarnos a ver una extraña lucecita de color indefinido, en el cielo.

Salimos a la intemperie y apreciamos ese punto lumínico que era débil, pero claramente visible gracias a una noche todavía sin luna. No solo parecía desplazarse lateralmente, sino que también efectuaba movimientos bruscos en sentido vertical.

Nos fuimos congregando en un conjunto de gente, que nos trasladabamos siguiendo la trayectoria de la lucecita. Comenzaron a circular opiniones e hipótesis diversas y no faltaron quienes expresaran su deseo de un encuentro con extraterrestres.

Aunque las conjeturas culminaron cuando la la luz desapareció súbitamente y se fué corriendo la voz que alguien, de la avanzada de la expedición, encontró el orígen del ilusionismo. Un lugareño había remontado una cometa artesanal, a la que adosó una pequeña vela encendida y colgante, resguardada del viento por una botella de plástico cortada al medio.

Considerando lo sencillo de su tecnología, ese objeto volador no identificado fué todo un éxito. Tanto por la reacción de una parte de los pobladores de la zona, como por el tiempo de permanencia encendida de la vela en el aire, que dió lugar al espectáculo.

Pero la situación presente no tiene muchas similitudes con la recién narrada. La luz de ahora era potente y blanca ; se situaba en una región que anteriormente era una « boca de lobo » por lo oscura.

Me desplacé a la habitación contigüa, que también posee una ventana y pude verla con mayor nitidez. No encendí la iluminación interna  para divisar mejor y  si fuera el caso, evitar que el objeto me viera. Daba la impresión que proyectaba su cono lumínico en mi dirección.

Algunas imágenes del inventado planeta « Melancholía » acercandose a la Tierra fluyeron hacia mi. (Es que ví la película homónima de Lars Von Trier no hace mucho en el cine ; con su trasfondo angustioso y apocalíptico, tiene escenas de un impacto visual perdurable).

Luego mi inquietud aumentó por motivos mucho más terráqueos que extraterrestres. El objeto podría ser un « dron », esos artefactos voladores telecomandados, que recientemente han cobrado notoriedad en escenarios bélicos.

Rapidamente deseché esa idea por razones lógicas. Supongo que un « dron » funciona de acuerdo a los principios físicos de un avión, más que de un helicóptero : por tanto no podría mantenerse suspendido en el mismo punto del espacio por varios minutos. Además, ¿qué carajo podría estar haciendo uno de esos bichos, en el medio de Bélgica, por la madrugada e iluminando como un reflector ?

Esta hilación de pensamientos me sacó de las divagaciones cuasi-oníricas. La parte científica  de mi mente comenzó a despertarse. Fuí a buscar binoculares y cámara fotográfica. Al enfocarlo con los « larga vista » los contornos se definiéron y el brillo que veía con mi vista desnuda se redujo considerablemente.

También lo fotografié, el objeto no se amilanó y continuó en el mismo sitio. El resultado no tuvo nada de excepcional ; una forma aproximadamente circular y brillante (la ilustración de este post es una de esas tomas).

Volviendo a la ventana del baño, desde donde lo divisé por primera vez, constaté que la punta de un pino muy alto y delgado, estaba en la línea recta imaginaria hacia el objeto. Había viento y los movimientos del pino, originaban el efecto de movimiento y cambio de intensidad de la luz emitida, que me atrajo en un primer momento.

Posiblemente sea una nueva luminaria del ornato público, de reciente instalación, que había pasado inadvertida para mi hasta esa noche. Esta sencilla conclusión, aunque no despejaba en ese instante el cien por ciento del carácter no identificado del objeto, me fué suficiente para volver a acostarme.

Si es así, de día al pasar por la calle la podré ver apagada y alguna de estas próximas noches, cuando los requerimientos fisiológicos me lleven al mismo lugar, verificaré si el objeto luminoso continúa allí.  Que es lo más probable, de ser una simple lámpara callejera.




20.09.2011 09:57

« Tu querés volver, yo me iría a Bruselas… » comentario de MTVDANA del 13/9/2011 en el post Censados, registrados : Controlados.

 

En idioma francés « été pourri » quiere decir « verano horrible ». Aunque literalmente « pourri » es « podrido » en español. Como por aqui, en Bélgica, es un término que se oye con excesiva frecuencia, yo prefiero traducir más vulgarmente la frase del título por « verano de mierda ».

No miro con frecuencia noticieros de TV, aunque este lunes 19 de setiembre, si lo hice. Por la fecha, presencié un informe sobre el feneciente verano belga. Un été bien pourri, acentuó la presentadora, en el cual llovio dos días de cada tres y casi todas las variables fueron anormales (más volúmen de lluvias, menos horas de sol, etc.).

Cuando me establecí en Bélgica con la intención de permanecer un período prolongado, pensé que me adaptaría rapidamente a algunos cambios, pero otras diferencias serían más duras de asimilar. Entre lo más difícil incluía los cambios en las estaciones del año.

Qué fin de año y enero no fueran en verano, como en Uruguay y el hemisferio sur, sino en invierno, no me parecía algo sencillo para acostumbrarme. Similarmente para l’été (verano) de aca, que se desarrolla principalmente en julio y agosto.

Pasados algunos años de estadía belga, me comenzó a dar la impresión que ya estaba logrando una aceptable adaptación al ritmo de los cambios estacionales.

Como que meses antes, ya tenía claro que a medida que se aproxima  fin de año, se viene el frio, que agosto es plena temporada estival ( un mes de vacaciones para mucha gente) y en setiembre es la rentrée, el comienzo del año lectivo en la educación en todos sus niveles.

Tuvieron que pasar casi ocho años para llegar a otra conclusión, mucho menos favorable, que prontó explicitaré.

Contrariamente a lo que cierto sentido común diría, el invierno de esta región para mi es disfrutable. Es verdad que es más frio que el uruguayo, los días con grados bajo cero son frecuentes y caen nevadas. Oscurece muy temprano y los días son cortos.

Sin embargo en un país donde hace siglos que esto es así, con la experiencia acumulada y mejores condiciones materiales, se conjura mejor. Las viviendas poseen aislamientos térmicos, casi todas tienen calefacción fija (a gas, gas oil o eléctrica) y en el exterior con abrigos adecuados al rigor del tiempo, se logra pasar momentos perdurables.

Con todo, el invierno es una cuarto del año ; la primavera se hace notar desde fines de marzo y tiene bastante analogía con la del hemisferio sur. También el otoño es una estación que puede ser agradable, con su gradual baja de temperaturas y acortamiento de los días, pero aún con jornadas templadas, que posibilitan apreciar al aire libre los notables cambios de tonalidades de la vegetación.

Pero el verano …

Es cierto que algunas veces puede haber algún escape vacacional ; en España y el mediterraneo hay mucho sol y calor. También en ocasiones, a fines o comienzos de año, se apreciaron días veraniegos uruguayos. Aunque estas excepciones no cambian el balance general.

En Uruguay, de niño, de jóven y de más grande, casi siempre tuve vacaciones en enero y disfrutaba de diferentes maneras el sol, el aire y la costa. Aquí en Bélgica eso lo perdí.

Lo he comentado varias veces con compañe@s de emigración, en diferentes países. Las experiencias tienen muchos puntos en común, pero también singularidades, propias de cada historia.

Llegué a la conclusión que en los últimos tiempos, las estaciones del año se me fueron reduciendo a tres. Nada menos que el verano ha ido quedando en el camino.

Ahora me parece sensato desear recuperarlo.

 

 

 

 




13.09.2011 14:45

Ya le había tomado el gusto a escribir sobre los fósforos y sus cajas, pero no quiero pecar de monotemático.

El censo nacional que se realiza en Uruguay es un tema oportuno y hay que aprovechar la ocasión. No es un evento que se haga todos los días.

Según tengo entendido se recomienda realizar un censo de población cada diez años. Hacer un censo significa relevar a todos los habitantes del lugar delimitado y si este es un país, van a ser unas cuantas personas.

Yo participé como encuestador (o censista, que es más específico) en un censo uruguayo de hace bastantes años ; en ese entonces era docente recién ingresado a la U.T.U. y fuí convocado por pertenecer al sector público.

Me tocó una manzana de Paso de la Arena, no muy lejos de donde vivía (residí tres años y medio en ese barrio).

Vi situaciones que no imaginaba, como la de una pareja jóven, cuya principal fuente de energía era la leña. Se alojaban en una vivienda muy modesta, no tenían electrodomésticos (solo una radio a pilas) y si mal no recuerdo, ni siquiera electricidad.

Fué una buena experiencia ; no tuve ningún problema con la gente visitada. Por el contrario, retengo la expectativa que había en algunas familias y la acogida cordial en varias casas.

No estoy muy interiorizado sobre el actual, pero si he sabido que en lugar de ser en una jorndada, como se hizo el que participé directamente, este se desarrollará durante varios días. Un asunto metodológico que tendrá sus ventajas e inconvenientes, pero que no debiera alterar el resultado.

También he leído discusiones sobre la identificación o anonimato de los censados. Hay quienes cuestionana la necesidad de demandar los nombres completos, es un asunto polémico que da para controversias.

Aquí en Bélgica las leyes exigen estar inscripto formalmente en la comuna donde uno reside. Incluso hay un plazo (8 días hábiles, según me lo hicieron notar en mi última mudanza) para comunicar un cambio de domicilio y registrarse en el nuevo lugar de residencia.

El documento de identidad, que tiene tiene el mismo formato y tecnología de las tarjetas bancarias de crédito, posee los datos de su titular en su chip electrónico. Allí figura el domicilio, entre otras varias informaciones personales.

Ese Registro de la población (así se denomina oficialmente) hace que cada comuna tenga los datos de sus habitantes y pueda hacer una estimación cuantitativa y cualitativa (por ejm. nacionalidades de orígen) muy ajustada, para sus pobladores.

Elevando esto a la escala nacional, ya que todo el territorio está dividido en « comunas », permite a las autoridades disponer de cifras demográficas actualizadas, en cualquier momento.

De esta manera, durante el verano nos enteramos que la población belga se aproxima a los 11 millones de habitantes, sin hacer ningún censo en el terreno.

Es una demostración más del avance de las « sociedades de control », que el filósofo francés Gilles Deleuze analizaba ya hace dos décadas.

¿Qué quieren que les diga ? Me parece un poco menos « controlador » hacer un censo cada diez años aunque pregunten nombre y apellido. Además se puede dar un seudónimo. ¡Qué lástima que esta vez BXLMVD no va a ser contado en la población del Uruguay !

 



<< Anterior  [4]  5  6  7  8  9  Siguiente >>
Inicio

Buscar
Buscar en BXLMVD

Sobre mi
Leonel Elola Verocay. Vivo en Bélgica desde el 2004. BXLMVD habita una adyacencia psicogeográfica entre Bélgica y Uruguay; esa es su ventaja y a la vez su handicap.

Categorías

Mis Links

Archivo


Contacto

¿Qué es RSS?