Los siete sentidos.
El espacio de Gustavo Escanlar

http://blogs.montevideo.com.uy/gustavoescanlar |  Agregar a favoritos  | 
Imprimir Recomendar Agrandar Achicar
02.03.2007 13:21 / Mis artículos

Los Siete Sentidos 47



Veo Apocalypto, la película de Mel Gibson. Está bien. Pero hay algo que me molesta de las películas del tipo y es que, siempre, postula que se llega a la redención a través de la sangre y de la tortura y del sufrimiento. Es el leit motiv de "La pasión de Cristo", por ejemplo (y de lo que nos hacen creer que es la religión católica apostólica romana). Pero no tendría por qué ser el leit motiv de Corazón valiente o de Apocalypto. Los placeres terrenales parecen, para Gibson, desviaciones castigables. Según él, uno viene a la tierra a sufrir y ganarse, con ese sufrimiento, la bendición eterna. Y eso es lo que me termina molestando de sus películas, ese regodeo en el barro sanguinolento. Si le sacara ese morbo opusdeístico, estarían bárbaras.

(Y él tampoco es ningún santo a la hora de encurdelarse o de insultar judíos)

Es un crack Luis Mardones, el director de Cultura del Ministerio de Educación e Idem. Me cae bien. No lleva dentro el casete de los políticos tradicionales, no está formateado por las cúpulas partidarias. Y cuando se equivoca, lo reconoce y acepta que la cagó sin culpar a periodistas supuestamente descontextualizadores ni cáscaras de banana. Por eso, aun discrepando con algunos de sus planteos, siempre es un placer leer entrevistas a Mardones. Esta semana apareció una en el diario El País y me gustaría citar dos o tres fragmentos de la misma que me parecen maravillosos. Ahí van:

• "Desesto la dicotomía nacional-extranjero. Una Dirección Nacional de Cultura no debe considerar eso, sino que sea de calidad"

• (La dicotomía nacional-extranjero) "existe y es cada vez peor. Se viene acentuando con brotes casi xenófobos. Creo que eso tiene que ver con un provincianismo que se ha venido desarrollando que tiene que ver con el estancamiento y el envejecimiento de la sociedad"

• "El Estado no tiene que hacer cultura. Las experiencias históricas donde el Estado ha tratado de hacer cultura oficial han sido siniestras y abominables, me refiero al realismo socialista en la Unión Soviética o a la década gris e infame de la Cuba castrista. El Estado tiene que facilitar. Tiene un rol insustituible para hacer espacio a la innovación, a la audacia y el riesgo. Lo otro lo resuelve el mercado".

• "Uruguay tiene un problema. La sociedad no está preparada, ha devenido cada vez más en una sociedad provinciana, envejecida y nostálgica del pasado. Creo que en el mejor sentido del término uno de los roles esenciales de la Dirección Nacional de Cultura es ser generadora de debate, ser provocadora".

• "¿La libertad del creador tiene límites? ¿Qué pasa con una creación artística que es de una calidad extraordinaria pero incita al odio racial o exalta las torturas? Yo opino que hay límites. Como anarquista filosófico creo en la más absoluta de las libertades. Pero en un Estado de derecho no hay derechos ilimitados, porque está el derecho del otro de no ser afectado en su sensibilidad"

• "No quiero hablar de temas de educación porque soy egresado del Instituto de Profesores Artigas y muchas veces siento un profundo rechazo, cuando no vergüenza, por posiciones cortoplacistas, corporativas y absolutamente retrógradas y empobrecidas de mis colegas de enseñanza secundaria".

(Las posturas de Mardones chocan, en ocasiones violentamente, con las de la Dirección de Cultura de la Intendencia. Acordate, por ejemplo, de Rosencof queriendo mandar miles de tambores a tocar al puente de Fray Bentos reinvindicando el nacionalismo yorugua. Es que en el gobierno, también en el aspecto cultural, hay dos bandos: por un lado, están los que creen en la libertad; y por el otro, los que le tienen miedo a la libertad. Mardones es de los primeros, obviamente. Tanto cree en la libertad que cuando la caga –cuando le contestó a Ignacio de Posadas en referencia a la expresión ‘merienda de negros’- lo reconoce y lo deja por escrito. Lean la carta que mandó a Búsqueda, que salió el jueves)

Vuelve Extras!!!!!!!!!!!!! La segunda temporada de la serie del gran Ricky Gervais se ríe de los perdedores eternos de Hollywood e incluye participaciones pequeñas de genios como David Bowie, Orlando Bloom, Chris Martin, Ian McEllen, Daniel Radcliffe y Orlando Bloom.

(Los domingos a las 10 por HBO. No se la pierda)

Falleció el ministro José Díaz. Su sustituta, Daisy Tourné, dice que "se fue por la puerta grande". Como ministro, Díaz no pudo resolver la inseguridad ciudadana. Encima se burló de la población diciendo que se trataba de "una sensación térmica". No pudo resolver la situación carcelaria. No pudo resolver la interna policial ni la corrupción en buena parte de la fuerza que supuestamente dirigía. ¿A qué le llama la ministra Tourné "la puerta grande"? Es de esperar que el gobierno tenga mecanismos de autocrítica más severos.

(Daisy seguro que va a ser mejor ministra. Por lo menos no se va a cagar en la gente hablando de ‘sensación térmica’)

Vino Lula!!!!!!!!! Viene Bush!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Habla el Presidente!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

(Me tiene podrido todo esto. Mejor me dedico a la ficción, que es bastante más divertida que la realidad real)

Vuelvo a leer el libro La niña del pelo raro, de David Foster Wallace. Es una colección de cuentos de uno de los autores estadounidenses más divertido. También publicó la novela interminable –más de mil páginas- La broma infinita, la desopilante colección de artículos periodísticos "Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer" y el incalificable "Entrevistas breves con hombres repulsivos". De aquí tomamos este pequeño cuento, titulado "En lo alto para siempre", para solaz de nuestros lectores. Que lo disfruten. Ahí va.

En lo alto para siempre

(Viste que la peor ficción es mucho mejor que la mejor de las realidades? Todos los libros de David Foster Wallace mencionados están en Uruguay. Todavía no llegó Extinción, el último libro de cuentos que publicó)



Inicio

Buscar
Buscar en Los siete sentidos.

Sobre mí
Gustavo Escanlar nació en Montevideo, Uruguay, el 18 de mayo de 1962. Estudió medicina y literatura. No concluyó ninguna de las dos carreras. Desde 1988 trabaja en prensa escrita, radio, televisión y en montevideo.com. Publicó cinco libros. Vive con Eleonora (esposa), Gaspar (hijastro) y Violeta (hija). Es hincha de Atenas, Central y Palermo Boxing Club.

Categorías

Mis Links

Archivo


Contacto

¿Qué es RSS?