acerca de patrimonios varios
algunas reflexiones sobre nuestros "lugares de la memoria"

http://blogs.montevideo.com.uy/patrimoniosxng |  Agregar a favoritos  | 
Imprimir Recomendar Agrandar Achicar

03.03.2007 21:46 / MIS ARTICULOS

EL MONTEVIDEO QUE NO FUE (IV)

(IV) ¿UNA GALERIA COMO EN NÁPOLES O MILAN...?

                  Corría el año 1865 cuando en Milán el arquitecto Giuseppe Mengoni emprende una operación urbana sin precedentes: entre las plazas del Duomo y della Scala, una cuadra compacta es atravesada por dos calles cubiertas por bóvedas de hierro y cristal, generando un ambiente que a partir de su inauguración en 1877, se convertirá en el corazón de la ciudad. Doce años más tarde, Nápoles asume el desafío de competir con Milán, construyendo una versión que se mantiene fiel al modelo que Mengoni ideara para la ya entonces famosa galería “Vittorio Emanuelle”. En ambas ciudades, la calidad de diseño, el valor simbólico y la significación urbana del emprendimiento es aún apreciable, no habiendo “centro comercial” moderno que haya logrado resultados comparables.       

                  Habían pasado apenas dos años de la apertura de la galería “Humberto I” en Nápoles, cuando en Buenos Aires se inicia la construcción del edificio que décadas después -y varias transformaciones mediante- sería sede de las “Galerías Pacífico”. Milán, Nápoles, Buenos Aires incorporaban notables íconos urbanos... y Montevideo estuvo cerca de hacerlo, apenas iniciado el siglo XX, gracias al empuje del primer intendente que tuvo la ciudad -Daniel Muñoz- y del arquitecto italiano Augusto Guidini.           

                  Guidini había llegado a estas tierras a efectos de participar en el concurso internacional de proyectos para el trazado de avenidas y ubicación de edificios públicos en la ciudad de Montevideo, convocado durante la segunda presidencia de Batlle. Allí obtendría el primer premio, pero mientras preparaba su propuesta, realizó para la Intendencia un proyecto de remodelación del área comprendida entre las calles Sarandi, Juan Carlos Gómez, Rincón y Juncal, que incluía la apertura de nuevas calles y una ampliación del Cabildo -más una inusitada reconversión barroca de su fachada-, y que tenía como programa central la construcción de una galería al estilo de las ya nombradas, con accesos desde las plazas Independencia y Constitución, y también desde la plazuela frentista al Solís.           

                      En 1910, centenario de la revolución de Mayo, Carlos María Maeso publica “El Uruguay a través de un siglo”, el primero de los libros celebratorios de las fechas fundacionales (le seguirían otros, de otros autores, en 1925 y 1930). Aparecen allí las imágenes del proyecto de la “Galería Monumental”, más las nuevas fachadas de los frentes sobre las plazas, dignas por sí sólo de infartar al más pintado. En los textos -con traducción al francés- se dice que la misma fue “proyectada por el Intendente de Montevideo Sr. D.(Daniel) Muñoz para unir las plazas Constitución e Independencia”, como para que no queden dudas del involucramiento oficial con la iniciativa. El dibujo minucioso del interior de la galería alienta las mejores expectativas y consagra su inequívoca filiación. El espacio público incorporaba un escenario privilegiado, en perfecta armonía con la sensibilidad y las aspiraciones de los sectores entonces hegemónicos. Pero nada de eso se hizo realidad ...           

                   El proyecto de Guidini para el trazado de las avenidas -sumado a otras iniciativas-, estuvo en la base del desarrollo del Montevideo que hoy tenemos. Pero su “Galería” no tuvo igual éxito, ya que nunca salió del papel y ha quedado casi borrada de la memoria de la ciudad. Aunque al caminar hoy por las peatonales del entorno de Sarandi y Bacacay, mirando hacia arriba, podamos deplorar no ver los lejanos ecos de las cúpulas vidriadas que Mengoni proyectó para Milán.



Inicio

Buscar
Buscar en acerca de patrimonios varios

Sobre mí


Categorías

Mis Links

Archivo


Contacto ¿Qué es RSS?