Gestalt! by Gustavo
Gestalt aplicado a Organizaciones, Coaching y Gestión Humana

http://blogs.montevideo.com.uy/gestalt |  Agregar a favoritos  | 
09.01.2018 20:31 / Coaching Gestáltico

Imprimir Recomendar Agrandar Achicar

Después de una ausencia prolongada, los artículos acá publicados se convierten en un libro sobre Gestalt Coaching.

A partir de ahora, comenzaré a publicar en relación a otros temas, vinculados a Gestalt. 




26.06.2016 17:37 / Mis artículos

Imprimir Recomendar Agrandar Achicar

Sistemas de evaluación 360, evaluación por factores, evaluación por puntos, guía de evaluación, sistema de evaluación, decreto sobre el sistema de evaluación de desempeño.

¡Pamplinas!

Es usual que quienes gerencian se quejen de sus departamentos de recursos humanos por estar lejos del negocio. Y estas cosas que menciono lo confirman. Quizás aspirando a algún Nobel que desconozco cuál sería, se inventan sistemas que tienen la rara capacidad de alejarnos del sentido común, de poner distancia entre los hechos y las acciones.

Por ejemplo, Facebook hace métricas de todo tipo en base a asuntos tan nimios como la calificación "like". ¿Te gusta o no te gusta? Pronto y suficiente.

¿Porqué cuernos la gente de recursos humanos no puede conectar con lo simple? Me pregunto si será un tema de ADN, o quizás (sospecho que es así) un disfraz que se utiliza para cubrir cierta "cola de paja" respecto a un sentido de ser menos que otras profesiones. Y justamente, actuando así, sólo logramos que se cumpla la profecía de minusvalía.

Si alguna vez tuvo paciencia para asistir a una carrera ciclista, habrá percibido que no hay grandes valoraciones. O es primero, está en la punta, o está con el pelotón, o es rezagado. Meridianamente, a las personas no les interesa mucho si alguien va en el lugar 45 o 46.

¿Qué nos impide hacer esto con el personal de la empresa?

Propongo entonces, que lo hagamos simple. Nos van a querer más, vamos a poder hacer cosas más efectivas, y además todos valorarán que no inviertan tanto tiempo en mecanismos endógenos. Pues al fin y al cabo, trabajamos en la interna de una organización, y recuerden, el foco siempre serán las ventas y los clientes.

Por ejemplo, imagine varias veces al año, que podamos simplemente lograr que los jefes califiquen a su personal como si fuera una competición ciclística: Puntero, Pelotón, o Rezagados. Y claro, agregue a esto algún comentario particular sobre esta valoración y cómo mejorar para la siguiente. 

Propongo entonces, que utilicemos más la información básica, y también que la trabajemos más rápidamente, cara-a-cara. Claro, ya puedo sentir la resistencia. Ud. percibe que no propongo formularios, ni tiempos de sistemas, sino que ¡conversar! Pero bueno, permítame recordarle, conversando se construye el mundo. Ese sí puede ser un gran aporte diferencial de nuestra parte, ayudar a construir conversaciones productivas al interior de la organización.

@ Gustavo Nisivoccia, 2016

 

 




21.06.2016 08:35 / Mis artículos

Imprimir Recomendar Agrandar Achicar

Todo emprendimiento nace de un impulso, un sueño, un cierto "para qué", al que llamamos mito fundante.

En este impulso creador, el o los dueños albergan sus sueños y esperanzas respecto al proyecto a iniciar. Es el soplo inspirador.

Cuando trabajamos con empresas, muchas veces hemos de recurrir a recordar este momento, a reconectar con este impulso, con estos sueños y visiones que quizás con el devenir del tiempo se hayan diluído. Retomar contacto con las fuentes, suele ser algo inspirador, que ayuda a quienes están en la empresa a retomar impulso.

Sin embargo, algunas veces, este mito fundante no es positivo, sino que negativo. Son casos en que el emprendimiento nació del odio, del rencor, de la envidia o de otras energías negativas. Y así como la inspiración puede mover montañas, estas otras energías no son gratuitas y suelen embargar el futuro del proyecto.

María fue socia en una veterinaria. Durante años convivieron los tres socios, compartieron vacaciones y sueños. Fruto de desencuentros, María se retiró y abrió una veterinaria en la misma cuadra que la de sus ex-amigos-socios. Enfrentó demandas judiciales por competencia desleal (intentaba captar la cartera de clientes de su antiguo emprendimiento), y durante varios años esta dinámica fue cotidiana. Insultos, rencores, pequeñas comparaciones sobre quién gana a quién. María murió hace unos años, víctima de cáncer. 

Montevideo supo contar con una red de transporte municipal desarrollada. Supo contar con omnibuses importados de Inglaterra para dicho servicio. Sus líneas de trolleybus pusieron a la ciudad en un lugar de destaque en una modalidad de transporte limpio y ecológico y sus líneas penetraban diversos barrios y zonas que de otra forma no hubiesen contado con transporte. Con los años, se fue empobreciendo su funcionamiento y durante la dictadura militar (1973-1985) se resolvió sacarse de encima dicho servicio, impulsando la creación de tres cooperativas con sus trabajadores: Raincoop, Cooptrol y Cotsur. Con el impulso propio de una patada en el trasero, este personal municipal devino en empresario. Y allí se sembró la propia semilla de su destrucción. Sin formación ni mayor ambición, una a una de estas cooperativas desapareció. La última -Raincoop- logró sobrevivir 40 años. Sin embargo, en su ADN estaba ya el código de destrucción: no eran ni emprendedores, ni soñadores. Eran los herederos de quienes fueron obligados a subsistir. Y desde ese lugar, hicieron lo que pudieron.

Un emprendimiento siempre tiene un cierto código genético. Puede ser algo que lo estimule y rescate en momentos de crisis. O puede ser una maldición de la que resulte difícil escapar. Por eso, como todo en la vida, enfoque su energía en lo bueno. 

@2016 - Gustavo Nisivoccia


Inicio

Buscar
Buscar en Gestalt! by Gustavo

Sobre mí
[Gustavo Nisivoccia]

Categorías

Mis Links

Archivo


Contacto

¿Qué es RSS?