Versión para imprimir 20/07/18



"Juana,Marosa y Delmira"

 

 

 

Andrés juega fuerte. Y titula: JUANA, MAROSA Y DELMIRA. Esa es la propuesta de este nuevo trabajo discográfico. Ni más ni menos.  Son mujeres, son poetas, son uruguayas y entre todas sus vidas cubren lo que va desde 1892 a 2004. Más de un siglo en las cifras básicas, pero entre las tres saltan tres siglos. Andrés asume cantarlas. Asume darles voz a ellas y a las palabras por ellas escritas. No es tarea fácil, porque las tres señoras, no escriben fácil. Son poetas mayores. ¿Cómo decirlo? Cualquiera de ellas por sí sola, justificaría la existencia de una poética nacional uruguaya. Las tres juntas son una “barbaridad” en el mejor sentido del término, se los aseguro.

Cantar sus poemas en forma cabal, develar ese antiguo vínculo que palabra y canto tienen, asume el desafío de desentrañar la música que ya está en sus palabras y volverla explícita. Eso que a veces se logra de una manera que el producto es canción, y que otras propone una forma diferente, la de un poema musicalizado.

En los primeros, en las canciones, como que la unidad entre letra y música los vuelve más leves, más rápidos, más unidos, más parecidos a una canción en el concepto tradicional. En los segundos, en los poemas musicalizados por el contrario, hay una morosidad de entendimiento, que privilegia la palabra, que suma momentos musicales de gran belleza, pero que obliga a una intervención mayor de nuestro intelecto para lograr el pleno disfrute.

Las primeras son más fáciles de recordar y cantar por un ajeno, porque cumplen o se parecen más,  por ejemplo al precepto de estrofa y estribillo.  Para las segundas por lo general, por su propia complejidad, es que se necesita al cantor/descubridor, para que él en su interpretación, vuelva evidente la forma exacta en que se escudriña la relación entre la palabra y la música.  

 Andrés logra intensidad en las dos dimensiones propuestas. Escucharlo cantando a JUANA, MAROSA Y DELMIRA suma. Agrega. Ayuda a respirar, a entender. Las vuelve más cercanas. ¿Qué más se puede pedir?

En Montevideo, en agosto de 2015, cuando el agua era necesaria.

                                                                                Víctor Cunha





Este artículo pertenece al blog:

Andrés Stagnaro Blog
Actualizaciones,artículos, comentarios, reportajes,links,fotos, poesías

Más información:
http://blogs.montevideo.com.uy/hnnoticiaj1..aspx?88753,2274,2274,2274,,0,0