Versión para imprimir 02/12/14



Yo no creo en la democracia representativa y hago lo que Poncio Pilatos.

"Yo no creo en la democracia representativa".

No; la frase no fue pronunciada por un anarquista responsable. (Ojalá).  La frasecita en cuestión es una de las tantas, que circulan por los pasillos de las redes sociales, estando a una semana del ballotage. Escrita por alguien que seguramente no conoce los significados de las palabras "anarquía" ni "democracia". Alguien que no conoce el valor que tiene el estar EN DEMOCRACIA. Alguien a quien no le importó vivir en una dictadura. Alguien que tampoco vivió en un país en guerra. Alguien que jamás NADA.

Pero lo que verdaderamente me espanta, es que este no es un caso aislado. "Son millones".  

Democracia es una palabra sagrada como para que alguien ose tener el tupé de decir que no cree en ella. Que se c. en ella. 

Los argumentos esgrimidos son "geniales": 

"Yo no creo en la democracia representativa porque se representan a ellos mismos y a sus propios intereses", "Yo ya voté a todos y todos mienten", "Los políticos son todos unos mentirosos y no cumplen sus promesas", etc, etc, etc. 

¡Bienvenidas al mundo, señoras! Señoras, porque las exiguas frases las leí del "puño y letra" de señoras y no precisamente de adolescentes, lo cual me espanta aún más, y después dicen que son los jóvenes los que "no saben lo que quieren". Señoras, si conocen algún país del mundo en el cual los políticos prometan lo que cumplen y no mientan, por favor tened la deferencia de avisarme, que quizá la desinformada sea yo. 

Esta franja etaria de excelsas féminas que adscriben a tales "ideales", es representativa del grado de imbecilización que va adquiriendo el mundo a pasos agigantados. Ideales, es un vocablo del cual desconocen su magnitud, o lo consideran demasiado "intelectuoso". 

Lo cierto es que lo "fashion" para tales ilustrísimas, es vaticinar a los cuatro vientos la  importancia de no votar. Si lo hicieran en silencio, vaya y  pase. Pero como lo gritan a los cuatro vientos,  se me enciende un alerta roja bien grande y me veo en la obligación de escribir algo al respecto, por eso esta nota hoy. 

Todo el mundo sabe que las tonterías que se escriben en las redes sociales tienen un impacto inmediato y un alcance fulminante. Por lo tanto, las irresponsables que difunden la irrelevancia de votar deberían de meditar con su gurú favorito antes de mover los ansiosos deditos  a lo largo y ancho del teclado pues están siendo leídas por much@s. 

El mensaje es: "Votá anulado o en blanco; todos mienten". ¡Brillante! ¡Válgame señor mío si todos hicieran lo mismo! 

Repasando la historia, fue en diciembre de 1932 que se reglamentó el sufragio de la mujer; aducido a la "evidente inferioridad" de su cerebro.  (Aunque a las que me refiero en lo que antecede catalogan). 

"En 1932 el Parlamento uruguayo aprueba la ley que permitía a las mujeres elegir y ser electas y con esto se convertía en uno de los primeros países del mundo y el primero en América Latina en extender los derechos de ciudadanía a las mujeres en forma plena.

La primera Constitución que rigió en Uruguay, la de 1830, era muy liberal y democrática para los estándares de la época, aunque solo una pequeña minoría tenía derecho a voto y a ser elegido. Las mujeres estuvieron fuera por más de un siglo." ( 80  años del voto femenino en Uruguay http://blogs.montevideo.com.uy/blognoticia_59640_1.html)

Volviendo al presente, el tener la posibilidad de INCIDIR en la elección de los gobiernos, es algo muy importante. De eso se trata la democracia. La democracia es participativa.  El acto de SUFRAGAR, es una prueba contundente del poder de la democracia. 

Estas señoras que le quitan importancia al hecho de votar, no tienen LA MENOR IDEA de lo que significaron once años negros en este país de ausencia de elecciones, no tienen LA MENOR IDEA de lo que significó vivir en dictadura. 

Por lo tanto, sería genial que en lugar de andar haciéndose las "rebeldes" (dicho en forma elegante, porque volantear la importancia de no votar es un acto ignorante), deberían de leer la historia reciente del país  porque  no tienen vivencias de su infancia en ese período tan nefasto;  algunas por iletradas, otras por haber nacido después, "se gual". 

Volviendo a estas excelsas féminas, aún les queda una semana. El estreno de la película "50 sombras de Grey" no se les escapará porque voten ALGO, piensen que si estuvieran en dictadura ni tendrían Grey  ni "porno para mamis" en Internet. 

Democracia es una palabra sagrada como para que alguien ose tener el tupé de decir que no cree en ella. Que se c. en ella. 

HAY QUE VOTAR. No importa qué. Por algo estamos en democracia. No importa a quién. HAY QUE VOTAR. 

Anna Donner Rybak 22 de noviembre de 2014





Este artículo pertenece al blog:

¿ Libertad de expresión ?
Anna Donner Rybak. Compañeros; hasta la victoria.

Más información:
http://blogs.montevideo.com.uy/hnnoticiaj1..aspx?82245,5222,5222,5222,,0,0