Versión para imprimir 03/09/13



Dividir para sumar? Restar para multiplicar??

 

La relatividad de las matemáticas, o la variedad de cristales con que mirar…

 
Ya lo dijo en gran Albert hace unos cuantos años atrás, todo es relativo. Según lo que nos enseñan en la escuela, las matemáticas son una ciencia exacta. El caso es donde son aplicables, si en todas las ramas de la vida o solo en aquellas donde sea necesario que algo sea exacto. Quien soy yo para debatir o tan siquiera cuestionar las ciencias? Tal vez un poco menos que ese “0” que se hace presente y también es tan relativo. Depende de su ubicación es el aprecio de la gente. Depende de cómo se acomode o como coloque el cuerpo. A la izquierda es nulo, y no es un tema de política, sino de ubicación. A la derecha es un Señor con mayúsculas, y más mayúsculas adquirirá cuanto más veces logre repetirse.
Luego de unos meses de no sumar artículos a esta columna, algunos de mis amigos que la han seguido estarán preguntándose qué tiene que ver todo esto con música y tal vez, aquellos que me quieren un poquito más, hagan apuestas a ver con que químico estoy experimentando.
Pues la incógnita (si es que la hubiera) se devela de una manera muy sencilla: The Beatles, Genesis, Duran Duran, Eagles, Fleetwood Mac…, corto por acá. Que tienen en común además de ser bandas exitosas? Que se separaron. Algunas perdurando en esa separación, otras con quiebres temporales. Y que pasó? Pues que la división causo una multiplicación. Hablemos de esto…
The Beatles: otra vez me siendo incapaz de agregar absolutamente nada a lo que ya se ha escrito, dicho, filmado y discutido acerca de estos genios de la música. Sin embargo, yendo al tema que nos ocupa, hemos sido afortunados luego de ese aquel Diciembre de 1970. Hace muy poquito tuvimos un pétalo de esa flor en nuestro estadio Centenario. Algunos dicen que Paul murió en el 66 en un accidente de tránsito. Supongamos por un minuto que fue cierto… este Paul que le suplantó es un genio!!!! Estamos hablando de más de 40 años de carrera sustituyendo a un mito y aun fresco y vital como lo vimos!!! 33 discos entre álbumes de estudio, en vivo y recopilaciones!! Definitivamente es un prodigio, sea quien sea. Luego tenemos a John, cuya carrera y vida segó, increíblemente, un fanático. Aún recuerdo aquel diciembre de 1980, a pocos días de cumplir mis 12 años, recién terminado el ciclo escolar y con la muerte de mi viejo fresca en mi memoria. Sin embargo, en 10 años, este muchacho tuvo 13 discos grabados, de los cuales hay algunos muy buenos, y otros en los cuales cierta chica de ojos rasgados logra cierta interferencia que los hace poco más que curiosos. Tercer caso de esta ecuación: George. El más callado, el más prolijo, el más coherente, pero también el más chico (tenía solo 17 años cuando hacen su gira por Hamburgo). Aquel al que de lastima le aceptaban alguna canción en sus discos, pues ese mismo tiene 14 discos en los cuales demuestra su dulzura y sensibilidad a la hora de componer y decir las cosas más profundas. De Ringo ya he escrito, si alguno ha seguido esta columna lo ha leído, sino le sugiero busque “Una pequeña ayudita de mis amigos…”. Tal vez no sea tan genio como sus compañeros, pero lo ha sido a la hora de buscarse un camino y una forma de vida. Hizo lo que quiso, lo paso bomba con quien quiso, y cuando quiso sentarse en el banquito de atrás, con los parches a mano, reunió aquellos que eran virtuosos para que lo acompañaran y armó goce para todos quienes quisieran escucharlos. Matemáticas 0, relatividad 4.
Genesis: reconozco que soy de la generación post Peter Gabriel. Comence a escucharlos por el 82, cuando hacia ya 7 años este chico había decidido armar su propio derrotero. Pero veamos, que paso con ese muchacho que tanto le gustaba disfrazarse y teatralizar aquellas interminables obras musicales, hasta inconexas unas con otras si las mira un neófito? Una carrera solista increíble, con incontables éxitos en las listas de charts mundiales, videos asombrosos como el de “Sledgehammer”, el cual fue elegido el mejor videoclip de MTV por aquellos años. Además de lograr la fusión de un montón de ritmos entre africanos, latinos y orientales a sus propias raíces británicas. Genesis es una de esas bandas que no logra separarse a través de los años, pero donde la matemáticas se hace más compleja aun, porque entre la división que no es, hay una multiplicación que si lo es. Phill Collins es en mi concepto tan bueno en la batería, como lo es en la interpretación. Pero también es un multiintrumentista aceptable y un compositor sublime. En el escenario es un verdadero showman, pero no termina ahí, sino que además intento actuar y yo diría con relativo éxito, siendo Buster (1988) un gran ejemplo de ello. Por último, tenemos a Mike Rutheford. Algunos dirán “Quien?” Bueno, el gran Mike es el bajista y para mí, la columna sonora de Genesis, pero además, el líder de aquel excelente grupo de los 80, Mike and The Mechanics. Matematicas ¿?, relatividad 3.
Continuara…


 

 

 

 

 

 

 





Este artículo pertenece al blog:

Esencia de Música
Un viaje para los sentidos, los recuerdos y las emociones

Más información:
http://blogs.montevideo.com.uy/hnnoticiaj1..aspx?62550,22958,22958,22958,,0,0