Versión para imprimir 22/11/17



barbacoas

Amazon.es Cocinar con fuego a la brasa es un arte. El manejo es fácil, se trata de cogerle el truco a regular el tiro, supervisar cuatro mandos de tempertura y presión, y comenzar a disfrutar del kamado y sacarle partido a todas y cada una de las preparaciones que pueden hacerse con él. Además de esto, hay un completo recetario , tanto de cocina americana como de España, con el que se aprende a preparar paellas como se harían con fuego de leña, cocinar carnes de forma lenta como un codillo de cerdo, piernas de cordero (hasta 10 a la vez), cocciones melosas como las carrilleras, y guisos y cocidos a fuego lento como los potajes unas fabes con almejas en olla de metal puchero de barro, con el único requisito de que ajuste bien la tapa. Es una pieza de alfarería que por su diseño queda muy bien en cualquier rincón de su jardín terraza y que por su movilidad es simple de transportar a otro sitio, a eso hay que sumarle su versatilidad, ya que al ir proveído de parrillas barbacoas de hierro fundido para leña se le puede dar dos usos, el de HORNO Y BARBACOA. El responsable de que podamos disfrutar hoy en día de la cocina con los hornos Kamados es Ed Fisher, que vio por vez primera estas cocinas de lignito vegetal en la década de mil novecientos cincuenta cuando estaba destinado en Japón como teniente de la Marina.



Este artículo pertenece al blog:

barbacoas
fdsfsdf

Más información:
http://blogs.montevideo.com.uy/hnnoticiaj1..aspx?123728,33667,33667,33667,,0,0